Según ha declarado recientemente a la prensa catalana el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la continuidad de las inversiones de las empresas de este territorio en el extranjero, se encuentran no sólo lejos de descapitalizar la Comunidad Autónoma, ayudan a fortalecer la economía local, a través del tendido de nuevos lazos.

“No es cierto aquello que tantas veces se dice de que cuando una empresa catalana abre una fábrica fuera de Catalunya se pierde peso económico en el país y se gana en otras partes” ha explicado el mandatario, que viene manteniendo varias polémicas con el entorno debido a las posibilidades que se presentan para afrontar la actual crisis económica.

Sin embargo, sus declaraciones llegan además en un momento delicado, ya que el presidente catalán ha hecho estas manifestaciones en la inauguración de la nueva planta de la empresa Relats en Marruecos, país en el que se encuentra de viaje oficial junto a cerca de 200 empresarios, y que es uno de los que capta la mayor parte de las inversiones catalanas que se realizan fuera de España.

Por otro lado, en lo que hace específicamente a la labor de Relats, la firma se ha visto muy beneficiada por las palabras del propio Mas, quien ha sostenido que se trata de una “empresa innovadora pero con experiencia, que está puesta al día, que tiene mentalidad exportadora, que está haciendo las cosas bien”, y que debe ser un “ejemplo a seguir”, para las otras, las que recién están comenzando.

Finalmente, Mas también se hizo un tiempo para recorrer las fábricas que poseen en Marruecos, otras compañías como Seat y Cobega, dos empresas de las que ha loado su capacidad para internacionalizarse y atraer inversiones.

Veremos en el corto plazo como caen tanto estas consideraciones de Mas, como el avance del mercado inversionistas catalán, que en cualquier caso no parece, al menos en sus empresas más importantes, dispuesto a evitar este tipo de movimientos migratorios de dinero pensando en un futuro.