En una operación que se venía anunciando en los últimos meses, pero que con el correr del tiempo se fue dilatando por la falta de acuerdo entre las partes, y luego directamente relacionada con la intervención de la Comisión Europea, con sede en Bruselas, finalmente este organismo internacional ha confirmado adquisición de la empresa sueca Ahlsell por parte del fondo de inversión luxemburgués CVC Capital Partners.

La cuestión es que más allá de todas las idas y venidas que derivaron de este caso, es importante recalcar que principalmente las dudas de la Corte de Bruselas estaban relacionadas con el hecho de que se necesitaba una comprobación acerca de que la fusión no tendrá un impacto negativo para la competencia en el mercado comunitario ni en una parte sustancial del mismo, algo que se había rumoreado por parte de la prensa en el último tiempo.

En el mismo sentido, no está de más aclarar al respecto que Ahlsell es una empresa sueca dedicada a la distribución minorista y al por mayor de servicios de instalación de calefacción, eléctrica, y productos de refrigeración. Además, en los últimos años ha comenzado a interiorizarse en todos los servicios que se encuentran relacionados con la fontanería en muchos de los estados miembros de la
Suprema Corte de Bruselas, por lo que la incidencia que la decisión tenía era realmente relevante.

Por otro lado, no está de más destacar que el fondo de inversión privado luxemburgués del que se habla en esta noticia, se encarga ya de gestionar inversiones en distintos sectores del continente europeo, además de tener sus propios negocios en Estados Unidos, Canadá y Asia. Tampoco se puede dejar de lado que el mismo ofrece también servicios de consultoría sobre inversiones, algo que de alguna manera le jugó a favor a la hora de realizar un diagnóstico al respecto en esta instancia tan particular.

También te puede interesar:
Cuba prevé inversiones millonarias en producción de arroz