Si hay un gasto que un conductor no puede eludir ese es, sin duda, el seguro del coche. Pero entre la amplia oferta de servicios, coberturas, precios y prestaciones que existen en el mercado, no siempre es fácil elegir el mejor seguro.

Para elegir un buen seguro de coche no siempre es necesario empezar a mirar el precio, ya que éste estarán en función de los servicios y coberturas. La clave para escoger el mejor seguro es, primer lugar, encontrar aquél que nos ofrezca las coberturas y prestaciones que necesitamos realmente.

A la hora de comparar seguros para coche debemos determinar que tipo de cobertura inicial queremos contratar. Las dos opciones habituales son las de asegurar el coche a terceros y asegurarlo a todo riesgo. Pero también existe una tercera posibilidad de asegurar tu coche muy interesante, y con gran variedad de opciones: el seguro a terceros ampliado.

En el caso de optar por un seguro a todo riesgo, otro aspecto que debes considerar es si te interesa contratarlo  con franquicia o sin franquicia. Si contratas el seguro con franquicia, te saldrá siempre más barato, pero estarás adquiriendo el compromiso de asumir el coste de las reparaciones en tu vehículo hasta la cantidad que se estipule.

Un punto importante que debes de tener en cuenta es el de las bonificaciones. Muchas compañías recompensan a los buenos conductores por no dar partes, es decir, por no causar gastos a la compañía. Existen otro tipo de bonificaciones y descuentos, como por ejemplo los que ofrece la compañía Verti Seguros por la utilización de su red de talleres de reparación.

Aunque también es importante leer bien las condiciones del contrato para la renovación del seguro en caso de que se hayan dado partes de accidente. Puede darse el caso de que salga más barato no dar parte y realizar la reparación por cuenta propia que informar al seguro, ya que la retirada de la bonificación sumada a la subida de la cuota puede ser tan alta que no compense dar parte.

Otros aspectos importantes de cara a la elección de las coberturas y del tipo de seguro hacen referencia al uso que se hace del coche, su antigüedad, el modelo o la edad del conductor, entre otras.

Todas las grandes compañías ofrecen la posibilidad de realizar una simulación desde sus páginas para ver el precio del seguros de coche adaptado a cada opción. Sólo hay que introducir una serie de datos relativos al vehículo y a las características del conductor, así como algunos datos sobre el uso del coche para ver las diferentes opciones con sus coberturas y su precio final. Es el caso de los simuladores de Génesis Seguros, Balumba, Fénix Directo y Línea Directa, por ejemplo.

Pero la opción más cómoda y rápida es, sin duda, usar un comparador de seguros, como Rastreator, Seguros.es o Acierto.com. En el caso de seguros para jóvenes conductores hay un comparador muy interesante: el que ofrece SeguroJoven.com.

Foto: rgarcia