dolar.jpegAndan los expertos muy pendientes de la evolución del billete verde y su pérdida de valor frente al euro. Cabe destacar que ya hay algunos vaticinando problemas si esta tendencia continúa siempre y cuando, eso sí, se junte esta tendencia a la previsible ralentización del mercado inmobiliario, algo bastante previsible dicho sea de paso.

Desde el punto de vista macroeconómico, que el dólar esté bajo hace que se abarate la factura energética en Europa mientras que encarece las exportaciones en la moneda americana lo que puede ser un problema para las empresas exportadoras. Llevando un poco más allá el análisis lo que es necesario saber es si las corporaciones son capaces de trasladar a los precios las fortalezas que esta situación les proporciona. Otra cosa es que en el horizonte se vislumbre que la economía más fuerte del mundo pueda entrar en un período de poco crecimiento con inflación porque entonces sí que habría un problema.

Mientras tanto conviene mirar a aquellos refugios que suplen al dólar cuando este pierde su carácter como por ejemplo el oro. Nueva oportunidad de negocio.

Enlaces: ElEconomista; El blog salmón.