La Navidad es vendida como la época del año en la que todo es felicidad y armonía, pero lejos de esto, esta fiesta se ha convertido en unos días donde el dinero se escapa de nuestros bolsillos sin saber muy bien cómo. Que si la comida para preparar la cena de Nochebuena, que si los regalos para la familia o el dinero destinado para las cenas. Todo son gastos, un desembolso que puede producir un importante agujero en nuestra economía. Si quieres evitar que esto ocurra, nada mejor como empezar a aplicar estos sencillos consejos para ahorrar en Navidad que os traemos hoy.

Planifica cuánto te puedes gastar

ahorrar-en-navidad
Fuente: apollo

Lo primero que debemos hacer para no arruinarnos en Navidad, es fijarnos un presupuesto. Nos debemos preguntar cuánto nos podemos gastar realmente, e intentar no pasarnos de él. Solo de esa forma, podremos conseguir cuadrar nuestras finanzas. Puede que no sea sencillo llevarlo a cabo, pero ceñirnos a ese presupuesto, es la única forma de ahorrar en Navidad.

Haz una lista de todo lo que necesites comprar

Salir a comprar sin tener claro lo que necesitamos, hará que el gasto aumente considerablemente. Es muy recomendable dedicar algo de nuestro tiempo a planificar las compras navideñas. Aquí debemos tener en cuenta los alimentos para las comidas, los regalos que debemos hacer o lo que destines si vas a salir de fiesta. Si llevamos nuestra lista hecha, evitaremos caer en la tentación de comprar cosas que no necesitamos.

Empieza a ahorrar con tiempo

Metiendo dinero en la hucha
Fuente: quecompras

Otra de las opciones que tenemos para llegar a fin de año sin arruinarnos, es haber ido ahorrando algo de dinero durante el resto del año. De esta forma evitaríamos ir tan apurados. Una sencilla opción es ir guardando en un sobre diez euros cada semana. No supone mucho esfuerzo pero al llegar la Navidad, contaríamos con 500 € para nuestros gastos. Quizás sea un poco tarde para este año, pero sería una buena opción empezar a ahorrar desde el día uno de enero.

Volver a escribir la carta a los Reyes Magos

Los regalos navideños suelen ser la partida a la que se le destina mayor parte de nuestro presupuesto. Para conseguir cuadrar los números, podríamos pedir a los miembros de nuestra familia que escribieran la carta a los Reyes Magos. En ella deberían de indicar las cosas que les gustaría recibir. De esta forma, tendríamos la oportunidad de ver cuales entran dentro de nuestro presupuesto. Si tenéis la oportunidad, comparar precios porque os podéis llegar a ahorrar un buen puñado de euros.

También te puede interesar: Regalar cosas usadas para Navidad

Paga tus compras en efectivo

pago-en-efectivo
Fuente: twimg

La tarjeta de crédito resulta  muy cómoda a la hora de pagar, pero puede ser nuestro peor enemigo a la hora de ahorrar en Navidad. Si evitas utilizarlas, te tendrás que ceñir al dinero que lleves encima a la hora de realizar el pago de tus compras. También evitarás deudas a largo plazo.

Regalar algo hecho por ti

Una muy buena opción a la hora de regalar en Navidad, es regalar algo hecho con nuestras propias manos. Te sorprenderás la cantidad de cosas que se pueden llegar a hacer reutilizando materiales que tengamos en casa o que podemos comprar por muy poco dinero. La ventaja de estos regalos, es el valor sentimental que le damos.

Recurre al amigo invisible

Si tu familia es muy grande y cada año tienes que comprar gran cantidad de regalos, propón organizar jugar al amigo invisible. De esta forma, únicamente tendrás que comprar un regalo, lo que reducirá considerablemente tus gastos en regalos.

Compartir gastos de las cenas con los invitados

cena-navidad-familiar
Fuente: blogspot

Si la celebración de la Navidad es en tu casa, comparte los gastos con los invitados. Otra opción sería planificar una lista de todo lo que se necesita para esa celebración, y que cada uno se encargara de llevar ciertas cosas.

Compara precios

A la hora de realizar la compra, no te quedes en el primer sitio que veas, sino que dediques algo de tu tiempo en comparar precios. Te quedarás sorprendido de la diferencia de precios que puede haber dependiendo del comercio donde lo compremos.

No esperes hasta el último momento

Los comercios suelen ir subiendo el precio de determinados productos, según se va acercando los días más importantes. Esto se nota especialmente en la comida. Si sabemos ya el menú de esos días, sería muy recomendable que compráramos todos los productos varias semanas antes. Esto se puede traducir en un importante ahorro.

Supongo que vosotros también tendréis vuestros consejos a la hora de conseguir ahorrar en Navidad. ¿Qué soléis hacer para conseguirlo? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!