Un estudio reciente realizado por el comparador de seguros de hogar Acierto.com, refleja que el 40% de los arrendadores españoles ha tenido problemas alguna vez con sus inquilinos. Y es que está claro, que no siempre alquilar un piso puede ser un negocio rentable. Todo dependerá del inquilino en cuestión y de la forma que cuide el inmueble.

¿Quién ser haría cargo de los daños?

Entre los principales problemas a los que se deben enfrentar, el 22% sufrió destrozos materiales, mientras que el 18% tuvo que hacer frente a otro tipo de percances. Pero este asunto cobra más relevancia, si valoramos que la mayoría de españoles desconoce quién se haría cargo de los daños en tal situación.

Tal es así, que hasta el 32% piensa que los cubriría el seguro de hogar, mientras que el 42% indica que le correspondería a la plataforma de alquiler o a la inmobiliaria (en caso de haber gestionado el alquiler de esta manera). Uno de cada cinco directamente lo ignora o cree que tendría que abonar los desperfectos él mismo. Sin embargo, aquí existen muchos matices. De hecho y en cuanto a la plataforma de alquiler, la situación dependerá del acuerdo al que se haya llegado con ella.

Por otra parte, un seguro de hogar básico no cubre los desperfectos causados por el propio dueño de la vivienda ni tampoco por una persona que habite la casa legalmente. En estos casos, el inquilino responderá con la fianza. Si esta no fuera suficiente, sería el propietario el que tenga que recurrir a la vía judicial y demostrar los daños al finalizar el alquiler. También sería necesario probar que estos han sido ocasionados por el mal uso del arrendatario.

En este punto, puede ser muy interesante contratar un seguro específico de protección de alquiler, que en muchos casos además de cubrir los desperfectos, también cubren el impago del alquiler y la asistencia jurídica, aunque siempre con ciertos matices

1 de cada 4 alquilará su casa por necesidad económica

El estudio también se centra en los motivos que llevan a las personas a poner en alquiler sus inmuebles. 1 de cada 4 alquilaría su vivienda por necesidad económica. En el lado opuesto encontramos a aquellos reacios a cederla. ¿Su principal reticencia? Que lo perciben como una violación de su intimidad. En concreto, al 46% no le gusta la idea de que otra persona viva en su casa. El 17,2%, por su parte, lo considera peligroso, y el 21% tiene miedo de los daños que los inquilinos podrían ocasionar en el inmueble.

Tras conocer los resultados de este estudio, ¿alquilarías tu inmueble o por el contrario eres de esos que no quieren que otras personas vivan en sus casas? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Vía: Nota de prensa