Contratar un préstamo personal es algo que no siempre es todo lo fácil que uno desearía, ya que hay que tener en cuenta un gran número de variables para elegir la mejor opción. Si estás en trámites de solicitud de uno de estos préstamos, sigue leyendo porque lo que te vamos a contar te interesará.

Se podría decir que es ley de vida, pero tarde o temprano la mayoría de los humanos tengan que acudir a una entidad bancaria en busca de algún préstamo personal. Una mala racha económica, una avería imprevista del coche o un viaje inesperado, son algunas situaciones típicas para solicitarlos. El problema es que todas aquellas personas que no tienen conocimiento sobre este tipo de productos financieros, terminan por acudir a su banco habitual para solicitarlo, sin saber que lo que nos ofrecen, no siempre tiene que ser lo mejor.

Antes de contratar un préstamo, hay que estar muy seguros de que lo necesitamos

prestamos personales consejos
Fuente: homecityfederal

La solicitud de un préstamo personal puede parecer la solución más acertada para poner fin a nuestros problemas financieros, pero no siempre es la mejor opción. Antes de solicitarlo, hay que estar seguros de que realmente no hay ninguna otra opción que nos ayude a resolver estos problemas. Algunas claves a tener en cuenta podrían ser:

  • Asegurarnos de que no podemos conseguir el dinero por otros medios. Acudir a un familiar o a un amigo de confianza suele ser una buena opción, de esta forma evitaremos tener que pagar elevados intereses.
  • Asegurarnos de que podemos hacer frente a las cuotas. Al contratar este producto, nos estamos comprometiendo a devolver ese importe con los intereses correspondientes. Es recomendable hacer un estudio de los ingresos que tenemos y si nos darán para hacer frente a las cuotas. De no ser así, lo mejor es que no lo solicitemos.

Claves para contratar un préstamo personal

solicitud de préstamos personales
Fuente: nothoney

Si tras apurar todas las opciones nos damos cuenta que la única solución que tenemos es la de contratar un préstamos, sería recomendable que siguierais las siguientes indicaciones para no solicitarlo de forma alocada.

1) Tener muy claro lo que buscamos

Antes de acudir a una entidad financiera a solicitar un préstamo, es importante que tengamos claro el tipo de préstamos que necesitamos. No es lo mismo pedirlo para comprarnos un coche o para irnos de vacaciones, que para realizar unos estudios de postgrado. Dependiendo de su finalidad, las condiciones podrían variar, así como la cantidad a percibir.

2) Comparar diferentes opciones

Al igual que al comprar cualquier cosa, solemos mirar precios y comparar, a la hora de contratar un préstamo personal, deberíamos seguir la misma tónica. No nos quedemos con la primera opción que nos ofrezcan, porque esa puede que no sea la mejor. Buscar, comparar y luego ya decidir.

3) No pidas más de lo que puedas pagar

No hay mejor solución que solicitar la menor cantidad de dinero posible, pero como norma general, no deberíamos solicitar una cantidad cuya cuota sea superior al 35% de nuestros ingresos mensuales. De ser mayor, estaremos corriendo el riesgo de no poder llegar al final de mes.

4) Acudir a tu entidad habitual

La primera opción a la hora de solicitar un préstamo, sería la de acudir a nuestra entidad habitual para que nos informasen de los productos que manejan. Habitualmente suelen ofrecer mejores condiciones, pero tal y como hemos dicho en un punto anterior, no debemos quedarnos ahí, sino comparar con lo que nos ofrezcan otros bancos.

5) Fijaros en el tipo de interés que os ofrecen

El tipo de interés es lo que marca las comisiones que pagaremos por el dinero prestado, por lo que cuanto más bajo sea este tipo de interés, menos pagaremos al final. De por sí, este tipo de productos suelen tener un interés bastante elevado, pero siempre podemos encontrar productos específicos con mejores condiciones, por ejemplo, en el caso de tratarse de un préstamo para estudios.

6) Fijarse en las comisiones a la hora de formalizar el préstamo

Se puede dar el caso de que el producto que nos ofrezcan sea muy bueno respecto al tipo de interés, pero que se vea encarecido debido a otro tipo de comisiones como pueden ser la comisión de apertura, la de amortización parcial o la de cancelación anticipada. Estas dos últimos son muy importantes si tienes pensamiento cancelar el préstamo antes de tiempo.

7) Leer con atención el contrato

No dejéis ningún cabo sin atar y si tenéis cualquier duda, antes de firmar el préstamo, consultarla para evitar posibles problemas. Como recomendación, presta atención a los intereses de demora en caso de no poder hacer frente a alguna de las cuotas y sus consecuencias.

Os dejamos también el siguiente vídeo publicado en Youtube por el usuario Manuel Sánchez, donde explica algunos interesantes consejos que deberíamos tener presentes siempre que decidimos dar el paso de contratar un préstamo personal.

Como la mayoría de los humanos, supongo que alguna vez te has encontrado en la situación de tener que buscar un préstamo personal para solucionar ciertos problemas. ¿Qué has hecho para elegir la mejor opción? ¿Acudiste a tu entidad habitual o buscaste más opciones? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios.