En el día de ayer se ha firmado en el Ayuntamiento de Gijón un convenio entre la Universidad de Shanghai y la Fundación Escuela de Negocios de Asturias (FENA).

El convenio abarca el intercambio de alumnos y profesores lo cual representa una puesta espléndida para que los empresarios asturianos se pongan en contacto con los chinos, dijo Pedro Pérez, presidente de FENA.

En el acuerdo estuvieron presentes el vicepresidente de la Universidad china, Zhu Guoquiang, el vicealcalde de Gijón, José Manuel Sariego, y el director del IDEPA, Víctor González Marroquín.
Fue Sariego el que se encargó de destacar el trabajo de FENA en la continua formación de directivos asturianos, siendo esta la mejor fórmula de abrir nuevos mercados no sólo regionales sino también mundiales como en este caso.

En cuanto al Instituto de Shangai el mismo cuenta en la actualidad con unos 12.000 alumnos y se especializa más que nada en ingenierías como la mecánica, informática o civil, en arquitectura, en biomecánica y en tecnologías vinculadas al arte, al diseño o a la cosmética, entre otras materias.
Pero al carecer de formación de directivos como la ofrecida por FENA el acuerdo cobra más valor.
Los intercambios comenzarán este año.