tesoropublico.jpgLas entidades crediticias, los bancos en definitiva, se fijaron el objetivo de conseguir cada vez más fondos con el propósito de financiar el centro de su negocio que no es ni más ni menos que el préstamo de dinero. Para ello vienen ofreciendo condiciones cada vez más ventajosas a quienes desean dejarles su dinero en forma de depósitos ya que mediante estas cuentas equilibran sus balances y riesgos. Y ahí tenemos a Openbank, Uno-e, ING Direct o Citibank y Caja Duero poniendo sobre la mesa jugosos intereses como contraprestación.

Pero es que además, y gracias a las subidas de los tipos de interés decididas por los Bancos Centrales por el temor al recalentamiento de la economía (=inflación), también los instrumentos de deuda están ganando en rentabilidad.

Como bien se dice en el artículo que os enlazo, son buenos tiempos para los rentistas pero malos, en principio, para los inversores. En todo caso hay lugar para las ganancias y eso siempre es bueno. Quizá sea buen momento para pensar de manera conservadora e intentar generar algunos ingresos pasivos. Cuestión de carácter.

También te puede interesar:
Inflación disparada de hoy para mañana